Trabajadores de Amazon en San Fernando de Henares. Imagen: CCOO Madrid.

Pasan las tres y media de la tarde del 24 de noviembre. En la entrada al centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares varias decenas de trabajadores charlan y ríen bajo las carpas instaladas por los sindicatos mientras recuperan fuerzas tras el piquete del cambio de turno. En torno al calor de una fogata en un barril nos reunimos con dos miembros del comité de empresa, Douglas Harper de CCOO y Marc Blanes de CGT, para hablar sobre el conflicto que sostienen desde hace meses con Amazon.

Nuevo Rumbo: ¿Cómo se ha desarrollado la jornada de huelga durante estos dos días de Black Friday?

Marc Blanes: El seguimiento del día 23 fue mayoritario entre el personal indefinido, hablamos de en torno a un 70%, pero con el volumen de contratación temporal -que al final no tienen posibilidad de unirse a la huelga- el seguimiento total real de toda la plantilla que no ha ido a trabajar baja considerablemente. Realmente ha habido un 60% de trabajadores que al final, bajo la coacción de la no renovación del contrato, no tenían otra opción que entrar a trabajar, pero estamos contentos porque entre el personal indefinido la opción mayoritaria es apostar por la huelga.

NR: ¿Qué esperábais conseguir con esta convocatoria?

Douglas Harper: Lo que esperamos sobretodo es recuperar el diálogo, la capacidad de diálogo y negociación con la empresa nunca se puede perder. Esto (la huelga) es una forma de presión y de decirle a la empresa que nuestras compañeras y nuestros compañeros nos están apoyando en nuestra lucha y nuestra causa, que no es otra que recuperar los derechos arrebatados y hacer una actualización respecto al año 2016, pero no de forma unilateral, sino pactada con la parte social.

NR: Estos días hemos visto denuncias en los medios de comunicación referentes a coacciones de la empresa y desvíos de la carga de trabajo. ¿Se está vulnerando el derecho a huelga en Amazon San Fernando de Henares?

MB: El tema del desvío de la mercancía es algo sobre lo que hay jurisprudencia al respecto, como el caso de Coca-Cola. Entendemos que es algo que está practicando Amazon tanto en la huelga del Prime Day como en esta del Black Friday. Las grandes ofertas venían estando ubicadas durante estos años en nuestro centro logístico y no ha sido así en estas dos últimas ediciones de grandes ventas. Entendemos que nuestro derecho a huelga se está viendo vulnerado en este aspecto. Además, se han dado casos concretos de jefes de área que han presionado a determinadas personas de reciente contratación indefinida. Pero, al final, la mayor vulneración del derecho a huelga es que la gente que renueva contrato este sábado o el sábado que viene no está en disposición de hacer una huelga, porque saben que a menos que la secunden el 100% de los trabajadores, pagarán las represalias.

NR: En ese sentido hemos visto durante los piquetes informativos como muchos compañeros decían no poder secundar la huelga directamente por el miedo al despido, ¿a qué achacáis esta situación?

DH: Tenemos que entender que Amazon es una de las empresas más antisindicales del mundo. Jeff Bezos se declara una persona antisindical, considera que los sindicatos no son necesarios para las relaciones entre empresa y trabajador. No quiere entender que la organización de los trabajadores es muy importante para el desarrollo y el funcionamiento normal de cualquier empresa, y necesaria para dar garantías tanto a los trabajadores como a la propia empresa.

NR: Esta huelga coincide con sendas convocatorias en otros países. Recientemente se ha constituido un comité europeo, ¿qué expectativas tenéis al respecto de esta herramienta? ¿Creéis que va a ser útil en la lucha contra Amazon?

DH: Es fundamental la organización internacional. Existe una legislación que garantiza la organización de las trabajadoras y los trabajadores a nivel internacional, al menos en lo que se refiere a la comunidad europea. Esta legislación reconoce al comité de empresa, que es fundamental, especialmente para aquellos países donde no existen los mismos derechos de información que tienen otros como Francia, Alemania o España. Nos encontramos países como Polonia o Reino Unido, que tienen una legislación laboral marcadamente capitalista -hay que ser muy claro en este sentido- y esto repercute en el derecho de información y organización de los trabajadores, de ahí que la organización internacional se torne fundamental. Además, hay que entender que los conflictos que tenemos los trabajadores en Amazon son globales y muy similares: el negarse la empresa a una negociación colectiva garantista, la salud laboral en los centros de trabajo -me da igual que se achino, japonés, español o francés, es un cuerpo humano y se daña igual- y el querer hacer negocio con los derechos de los trabajadores, Amazon siempre pretender recortarnos en salario, en conciliación o en salud laboral.

NR: Estos días las redes sociales han ardido llamando al boicot. A su vez Amazon ha lanzado una agresiva campaña de ventas para el Black Friday y mucha gente de fuera de la empresa se ha acercado estos días a apoyaros. ¿Cómo valoráis todas estas cuestiones?

MB: Muy positivamente. Por ejemplo, la manifestación de ayer (en referencia a la convocatoria Rodea Amazon del viernes 23) tenía ese objetivo de contactar con otros colectivos que son directamente afectados por el fenómeno Amazon. La verdad es que no nos podemos quejar de la difusión de la convocatoria, que finalmente no se vio envenenada por ciertos periódicos que tachaban nuestra convocatoria de venir de la izquierda radical o algo así… Vemos muy positivo que se haya visto reflejado el seguimiento que ha tenido. Agradecemos a todas las organizaciones el apoyo sin el que todo esto no sería posible, porque al final es verdad que multitud de partidos políticos, asociaciones, colectivos y plataformas han venido apoyándonos por redes sociales y eso ha dado pie a que hubiera una mayor visibilización y una mayor fuerza que podemos hacer para presionar a la empresa. Consideramos que ha sido fundamental en muchos puntos.

NR: En cierta media el conflicto iría más allá de este centro de trabajo…

DH: Nosotros venimos participando en foros globales y nos damos cuenta, hablando con compañeros y compañeras de otros países, de que los problemas son comunes y de que el conflicto es global, más allá de las particularidades concretas de cada país y de su respectiva legislación. Uno se percata de que es así cuando escucha, lee y ve la situación de los compañeros y compañeras de otros países.

NR: ¿Cuáles van a ser los próximos pasos a seguir en el conflicto?

MB: El lunes reanudaremos las negociaciones en torno al calendario laboral e intentaremos por la vía de la negociación llegar a algún tipo de acuerdo antes de la próxima jornada de paros, prevista para el puente de la Constitución. Seguiremos alternando negociación y movilización para presionar a la empresa y llegar lo más pronto posible a un acuerdo.

NR: Muchas gracias por contestar a nuestras preguntas. Os deseamos una pronta

victoria frente a Amazon.

Terminada la entrevista nos despedimos de todos los compañeros, que nos agradecen el apoyo y la solidaridad transmitidos. Con el olor a leña quemada en la ropa y exhaustos tras dos días de huelga y movilizaciones nos vamos a casa, sabiendo que en unos días volveremos a las puertas de Amazon, y que seguiremos haciéndolo hasta doblegar la voluntad del hombre más rico del mundo con las mejores herramientas a nuestro alcance: organización para luchar y determinación para vencer.

No Comments Yet

Comments are closed

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies