Cuento tras cuento hemos avanzado en estos más de 40 años de Monarquía Parlamentaria. Primero la modernización mediante la entrada en la UE y la OTAN, después con el “España va bien” y sus armas de destrucción masiva, la desaceleración económica y sus brotes verdes, el “no es una crisis es una estafa”, hace apenas un año ya habíamos salido de la crisis, y ahora, que en España Gobierna la Izquierda.

¿La izquierda de quiénes? nos preguntamos los que durante todos estos años levantamos el país, vimos cómo se privatizaban industrias construidas con sudor y sangre (literalmente, por desgracia), mientras esa izquierda lo permitía e incluso fomentaba.
Esa izquierda es la que nos ha traído 7 reales decretos ley (y medio), en los que la clase obrera y sus derechos están ausentes. Profundicemos un poco en ellos:

1. RD-Ley 22/2018 por el que se establecen herramientas macroprudenciales. Trata de marcar nuevas reglas de juego entre los capitalistas sin que recoja ningún tipo de responsabilidad frente a las miles de familias que sufrimos el juego que hacen los bancos con nuestros ahorros.

2. RD-Ley 23/2018 de transposición de directivas en materia de marcas, transporte ferroviario y viajes combinados y servicios de viaje vinculados. Regula la liberalización del mercado de transporte ferroviario, manteniendo las infraestructuras el Estado. Lo mismo que las autopistas, costeadas entre todos y usadas por quienes puedan pagarlo.

3. RD-Ley 24/2018 por el que se aprueban medidas urgentes en materia de retribuciones en el ámbito del sector público. Cumple un compromiso adquirido con los sindicatos y que se ha reivindicado durante años por el sector público. Aunque aumenta a todos los involucrados en la función pública, incluido el Presidente del Gobierno y el Presidente del Consejo Económico y Social, Marcos Peña Pinto, experto negociador entre patronal y trabajadores que cobra 8.000€ más que el Presidente del Gobierno, será que su trabajo es más útil.

4. RD-Ley 25/2018 de medidas urgentes para una transición justa de la minería del carbón y el desarrollo sostenible de las comarcas mineras. El fin definitivo de la industria del carbón. Se siguen dando las ayudas a las empresas mineras, que se han enriquecido de las subvenciones durante años, mientras que a los trabajadores se les exige renunciar a las indemnizaciones legales para percibir las ayudas sociales. También plantea como financiación de la Transición Ecológica los beneficios de vender los derechos de emisión de gases de efecto invernadero ¿Hipocresía, dónde?

5. RD-Ley 26/2018 por el que se aprueban medidas de urgencia sobre la creación artística y la cinematografía. El objetivo es elaborar un Estatuto del artista y mejorar las condiciones laborales de los creadores españoles. Sin embargo no se piensan en los artistas de origen popular y obrero, al exigir que en 20 días generen 3.000€ para mantenerse en el Régimen General, o reducir la retención de IRPF siempre que no sea el autor, siendo los artistas populares autor, intérprete, manager…

6. RD Ley 27/2018 por el que se adoptan determinadas medidas en materia tributaria y catastral. Se nos ha contado como el RD-Ley que libera del IRPF las prestaciones de maternidad y paternidad, ¡viva y bravo! Ahora lo que no dicen es que, también, dan bonificación de 100% al impuesto de patrimonio y eximen a los beneficios de las Sociedades que se establezcan por «UEFA Champions League 2019» y «UEFA EURO 2020».

7. RD Ley 28/2018 para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo. Se aumentan las pensiones un 1’6% (menos que a los funcionarios, vaya). Pero cada ley tiene su trampa, en este caso es contra la maravillosa subida salarial que se queda en otro gesto más del PSOE, pues textualmente recoge el RD-Ley: «Dado el carácter excepcional del incremento establecido por el real decreto 1462/2018, de 21 de diciembre, por el que se fija el salario mínimo para 2019, las nuevas cuantías del salario mínimo interprofesional que se establecen no serán de aplicación a los convenios colectivos vigentes a fecha de entrada en vigor de dicho real decreto que utilicen el salario mínimo interprofesional como referencia para determinar la cuantía o el incremento del salario base o de complementos salariales».

Y así llegamos a nuestra “Blanca Nieves”, el decreto de los alquileres, del que ya hablábamos en Nuevo Rumbo hace unos meses, que iba a acabar con la especulación, que ha sido el único no aprobado.

El humo que vende la socialdemocracia cada día es menos espeso y la clase obrera vamos viendo qué es lo que nos espera a manos de los grupos parlamentarios de la burguesía: miseria, engaños y guerra.

No Comments Yet

Comments are closed

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies