Albert Camarasa, nº5 de la candidatura del PCTE a las Elecciones Europeas del 26M.

En declaraciones a la prensa, el número 5 de la candidatura del Partido Comunista de los Trabajadores de España (PCTE) para las Elecciones Europeas del 26 de mayo, Albert Camarasa, ha comentado que “a pesar de la continua propaganda sobre sus virtudes democráticas, la Unión Europea es uno de los espacios políticos menos democráticos del mundo”.

Esta afirmación tan contundente parte del hecho de que “el Parlamento Europeo no es un órgano legislativo al uso, sino que es la Comisión Europea, elegida por los Gobiernos, el verdadero órgano de poder, y ante quien responde es ante los Gobiernos de los países miembros”.

Camarasa ofreció otro dato para apoyar su planteamiento: “la gente tiene que saber que, tanto en el Parlamento Europeo como en otras instituciones de la UE, actúan más de 20.000 lobistas, es decir, 20.000 representantes de grandes empresas que presionan en todos los sentidos para conseguir que las normas europeas sean favorables a sus intereses”. Y agrega que “estos lobistas tienen presupuestos millonarios, su objetivo es ganarse las voluntades de altos políticos y funcionarios de la UE, y así logran que ninguna decisión importante se tome sin contar con ellos”.

Además, señala que “otra cosa que la gente no sabe es que el lobby con más poder en la UE es la llamada Mesa Redonda Europea de Empresarios Industriales, integrada por las 55 mayores empresas de los países miembro de la UE, entre ellas Telefónica, Iberdrola, Inditex o Ferrovial”.

Así, el candidato comunista se pregunta “si los intereses de Telefónica o de Inditex son los que dictan las normas, ¿de verdad alguien se atreve a decir que la UE es democrática?”.
Indica Camarasa que “la UE es, ante todo, una unión de capitalistas que defienden su mercado y sus beneficios, y la posibilidad de reformarla a favor de los trabajadores y los pueblos no existe”.

Por tanto, concluye, es necesario romper con ella de forma unilateral. “Pero esto no tiene nada que ver con el Brexit”, aclara, “que tan solo beneficia a una parte de los capitalistas británicos, sino que la lucha contra la UE debe ir unida a la lucha por un país para la clase obrera, en el que la clase obrera esté en el poder, porque para garantizar los derechos de los trabajadores se debe luchar contra todos los capitalistas”.

No Comments Yet

Comments are closed

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies