Es una costumbre muy extendida realizar algún propósito de año nuevo. Tras cada Nochevieja parece que se cierra un ciclo y se abre otro nuevo que se encara con más ánimo y motivación si nos fijamos algún objetivo concreto. Nosotros, para no ser menos, nos fijamos como objetivo que 2019 sea un año de avances para la mayoría trabajadora de este país.

La clase obrera y los sectores populares están siendo víctimas de un toma y daca entre burgueses que sólo puede terminar bien si, como los bolcheviques en 1917, somos capaces de aprovechar las contradicciones entre esos sectores burgueses contra ellos mismos. En esa clave queremos los avances para la mayoría obrera y popular, más allá del mero reparto —más o menos generoso— de una parte de lo que nos roban día tras día en los centros de trabajo.

Los avances que nosotros queremos para 2019 son consecuencia, fundamentalmente, de una cada vez mayor capacidad de organización y de lucha de la clase obrera, pero, sobre todo, del efecto que las victorias parciales tienen sobre la conciencia de quienes las han protagonizado. Los avances no son sólo victorias obreras —como lograr mejores condiciones en la negociación de un convenio colectivo — o populares —como parar un desahucio—, sino el incremento de conciencia, traducido en convicción de que las victorias más ambiciosas son posibles a través de la lucha que se realiza de forma unitaria.

El cambio de Gobierno que se produjo, de forma inesperada, en junio de 2018, puede repetirse en 2019 de forma un poco menos abrupta. La extrema debilidad con que Pedro Sánchez comienza enero va a determinar el año entrante, y la capacidad y voluntad de otros sujetos políticos será la que determine si el 26 de mayo nos enfrentaremos a un macroproceso electoral de consecuencias imprevisibles o si el PSOE aguantará hasta el debate de los siguientes presupuestos generales.

Así las cosas, 2019 va a ser un año en que, realmente, puede pasar de todo en términos políticos, económicos y sociales. En lo económico la recuperación capitalista no es tan intensa como algunos querrían, lo que va a traer consigo movilizaciones. Como en anteriores ocasiones, el Gobierno capitalista del PSOE va a intentar mantener controlada la movilización obrera y popular mediante el clásico recurso del palo y la zanahoria: argumentarán que los limitados avances económicos y sociales pactados entre las dos alas de la socialdemocracia sólo se podrán confirmar si se aprueban sus presupuestos, tratando así de someter toda crítica, toda movilización o toda lucha a los vaivenes de un juego parlamentario que, bajo el capitalismo, nunca beneficia a la mayoría trabajadora, sino a quien tiene mejor capacidad de negociación entre trileros. Que nuestros derechos se hayan convertido en una mera mano de una partida de póquer es algo que debería hacernos pensar…

Pero nuestro compromiso es otro bien distinto al que tienen en mente los socialdemócratas del PSOE o de Unidos Podemos. A lo largo de este año se van a producir múltiples luchas de nuestra clase, quiéralo o no el actual Gobierno y quiéranlo o no las cúpulas de los principales sindicatos del país. Y en otras luchas, que inicialmente pueden no tener un claro componente obrero, será nuestra responsabilidad ser capaces de incorporar la perspectiva y la orientación de clase para que no se conviertan en meros caladeros de votos, para que los políticos burgueses y capitalistas vayan a hacerse una foto y luego olvidarse hasta que haya que votar.

El próximo 8 de Marzo será una fecha clave. No sólo porque es previsible que, siguiendo la tónica del año pasado, sea un día de movilizaciones masivas, sino porque es una gran oportunidad para recuperar el tono de lucha de masas que se venía levantando desde comienzos de 2018 pero que se vio abruptamente interrumpido por el voto de confianza que las principales organizaciones sindicales, que estaban a punto de convocar Huelga General en octubre contra el anterior Gobierno, dieron al PSOE. Como si el PSOE, durante los más de 20 años que ha estado en La Moncloa, no hubiera dado sobrados ejemplos de lo que es capaz de hacer contra la mayoría obrera y popular de nuestro país.

Hay que enfocar el 8 de Marzo como el punto de partida de un nuevo ciclo de movilizaciones que ponga en el punto de mira no sólo a unos gobiernos y a unos partidos, sino al conjunto de gobiernos y partidos que sostienen el capitalismo español, que apuntalan un sistema económico caduco, basado en la desigualdad y en la explotación, y que no es posible reformar en beneficio de la mayoría trabajadora. Exijamos a las principales organizaciones sindicales de este país que convoquen una Huelga General el 8 de Marzo, como forma de demostrar que, gobierne quien gobierne, la clase obrera no se deja engañar por los falsos amigos y los falsos dilemas que presentan y que, específicamente, las mujeres trabajadoras estamos en pie de guerra contra la sobreexplotación y la violencia que este sistema nos ofrece.

Y posteriormente sigamos trabajando en la lucha por cada convenio, contra cada amenaza de cierre de industrias, contra cada recorte en servicios públicos y contra todas las fuerzas políticas que pretenden aprovechar el malestar que la gestión capitalista ha generado en amplias capas populares y la ola de creciente nacionalismo para realizar propuestas políticas que, en nombre de una supuesta mayoría silenciosa reaccionaria, atacan objetivamente a los intereses de la mayoría social, agravan nuestra explotación y recortan los derechos que tanto ha costado conseguir.

En 2019 se presenta ante nuestra clase y nuestro pueblo el reto de no dejarse atrapar por ningún nacionalismo, de no caer en posiciones chovinistas ni ser utilizados por quienes quieren imponer una forma más agravada de explotación capitalista. Nuestro propósito de año nuevo, el de los comunistas, es estar en primera línea de la lucha contra los capitalistas, contra quienes abren el camino a las organizaciones fascistas y contra quienes quieren robar y pisotear los derechos de la clase obrera y el pueblo trabajador de nuestro país.

No Comments Yet

Comments are closed

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies