“¡Con Rivera no!” ese fue el cántico con el que recibió a Pedro Sánchez una parte de sus votantes en la calle Ferraz la noche del 28 al 29 de abril. Esa noche, el PSOE se proclamaba vencedor de las elecciones generales con casi siete millones y medio de votos. Y, así, después de 11 meses, el Partido de los famosos “84 diputados” da la vuelta al marcador llegando a los 123 que actualmente ostenta.

¡Jolgorio! ¡Algarabía! Qué felicidad para muchos y muchas… ¡y que se fastidie el PP que ahora se queda con 66!… Tras el juicio de la Gürtel y los distintos escándalos políticos que derivaron en la moción de censura, muchos y muchas votantes de la socialdemocracia pensaron que, finalmente, “la historia pone a cada cual en su lugar”.

Hoy, parece claro que el gobierno del país estará encabezado por Pedro Sánchez. Ya veremos si con su apoyo a la izquierda (Podemos) o a la derecha (Ciudadanos), ya veremos si con carteras ministeriales o acuerdos concretos… ¡que empiece el Juego de Tronos! Por lo pronto, ya cuenta con el beneplácito de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), y su presidente, Antonio Garamendi, ya ha hecho sus apuestas: su preferencia es un gobierno de centro-izquierda. ¡Claro que sí! Sabe perfectamente el señor Garamendi que el PSOE no es ninguna amenaza para sus intereses, y que históricamente ha demostrado ser un gran aliado de los monopolios españoles. No se le olvida que decisiones como la entrada en la OTAN favorecen los intereses de los grandes capitalistas. Tampoco se le olvida cómo favoreció el despido, o torpedeó la negociación colectiva, con las contrarreformas laborales que aprobó el anterior gobierno socialista. Ni cómo favoreció el empleo precario y temporal a través de la legalización de las ETTs. ¿Qué “sorpresas” nos deparará el nuevo ciclo político-económico liderado por el PSOE?

Pero, como decíamos hace un momento, es cierto, la historia pone a cada cual en su lugar. No la historia en abstracto, no los libros de texto, sino la historia que construyen las y los trabajadores, la que decidimos protagonizar nosotros y nosotras. El lugar que le pertenece al PSOE, de hecho, es el basurero de la historia… descansando al ladito de otras organizaciones que en este momento todos nos imaginamos…

No Comments Yet

Comments are closed

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies