Concentraciones durante la huelga del sector aeronáutico en Sevilla.

Corría la década de los 70 cuando la aeronáutica sevillana se convertía en el embrión del sindicalismo de clase en Sevilla y Andalucía en el final de la dictadura. Desde entonces no se vivía, como hoy, un resurgimiento tal del sindicalismo en el sector de la aeronáutica sevillana, que pone en huelga a todo un sector tras más de 40 años de parálisis. Tras más de 50 días en huelga indefinida, algo más de 30 trabajadores y trabajadoras han conseguido animar a la huelga a 14.000 personas.

Por poner en antecedentes, el día 1 de diciembre de 2019 son despedidos hasta 40 trabajadores y trabajadores de la empresa LTK400, subcontrata de la empresa ALESTIS, negándoles la subcontratación con una media de 12 años de antigüedad y habiendo pasado por varias subrogaciones en años anteriores. La empresa ACITURRI, que ha obtenido el nuevo contrato, y cuya dueña mayoritaria es Maria Eugenia Clemente, han mostrado con su gestión del conflicto la cara más real e inhumana que tiene el capitalismo y las grandes empresas, optando por el despido de 40 personas que son sustento de sus familias en plena navidad, incluidos los miembros del Comité de Empresa, anulando así derechos fundamentales de defensa y representación al resto de la plantilla. A los pocos días se suman numerosos despidos en el sector, lo que propició definitivamente el estallido del conflicto.

Este es un caso más de como las instituciones y el dinero público, con total descontrol e impunidad, se ponen al servicio de las grandes empresas y sus beneficios, cosa que podemos ver por cómo hasta el 25% del capital invertido en la empresa es procedente de capital público regulado por la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales). Durante el verano de 2019, en una rueda de prensa, se exponía públicamente que todo este dinero sería invertido en la viabilidad y el aumento de calidad en el empleo del sector en la provincia.

El día 18 de diciembre, tras no resolverse la situación, el sindicato más pequeño, con el importante y necesario apoyo de CGT, consiguen la unidad de acción de cara a la huelga y la unidad en el discurso respecto a que esta situación o cambia, o no quedará otra que sostener esta lucha en el tiempo y hasta las últimas consecuencias por parte de todos los sindicatos del sector (SAT, CGT, CCOO, y UGT). Sin duda, ha sido una huelga histórica, por motivos como el 90% de seguimiento.

Las reuniones y contactos con la nueva socialdemocracia no han dado los resultados que demandaban los trabajadores y trabajadoras del sector, lo que sitúa la lucha obrera y sindical una vez más como la única vía efectiva y de futuro de los trabajadores a la hora de defender y conquistar derechos.

Los Sindicatos SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores/as) y CGT (Confederación General del Trabajo) en enero de 2020 en rueda de prensa avanzaron, pidiendo la adhesión y unidad de acción del resto de sindicatos, toda una serie de medidas y acciones encaminadas a ir aumentando la presión hasta conseguir las reivindicaciones planteadas legítimamente, que fueron apoyadas por todo el sector aeronáutico de la provincia de Sevilla durante la jornada de huelga sectorial el día 18 de diciembre de 2019.

El PCTE, que ha apoyado la lucha desde el minuto uno, ha exigido al gobierno que intervenga y demuestre si está con la patronal o con la clase obrera, pidiendo a toda la clase obrera sevillana que apoye las movilizaciones y haga suyas estas reivindicaciones.

Son algo más de 14.000 familias cuyos sustentos vitales están en el aire, y con ello parte del sector productivo, comercial y económico de Sevilla, así como reducir la capacidad de una, ya de por sí, maltrecha industria andaluza.

No Comments Yet

Comments are closed

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies