Santa Sofía, Estambul. Imagen: JLImages Alamy.

Santa Sofía, por segunda vez, se convirtió en mezquita. La primera simbolizó la victoria de los Otomanos encabezados por Mehmed II contra el Imperio Bizantino y esta segunda marca un ataque y afrenta también simbólica a (lo que queda de) la laicidad de la República de Turquía. No necesariamente hay que leer este acto reaccionario y fundamentalista en un marco de política internacional de Erdoğan, a pesar de sus fantasias neo-otomanistas, aunque claramente, como todo, tendrá su impacto internacional y puede que cause algo de tensión con fuerzas ortodoxas cristianas pero en la situación en que se encuentra el mundo, la reacción internacional que pueda haber no sera de proporciones difíciles de enfrentar para él. A la vez le será fácil tratar las reacciones con gritos de “Cruzadas”, “Liga Santa”, o su último favorito: “El Occidente que nos envidia”.

Santa Sofía, que sirvió como iglesia desde el año 537, y desde 1453 hasta 1934 como mezquita, en el 34 tras una amplia restauración, con un decreto firmado por el fundador de la república Mustafa Kemal Atatürk se convirtió en un museo como patrimonio común de la humanidad, de acuerdo con el principio de laicidad de la entonces joven República de Turquía. Hoy la guerra que lucha el gobierno de Erdoğan no es contra el cristianismo sino contra ese carácter laico del Estado y la fuerza fundadora de la República. Los discursos y los sucesos durante el show reaccionario de la inauguración de Santa Sofia como mezquita eran claros ejemplos de ello. El jefe de los “Asuntos Religiosos” (un funcionario que únicamente repite el discurso que se le mande), sin nombrarle, insinuando que Mustafa Kemal tenia la maldición de Mehmed II por haberlo convertido en museo, multitudes islamistas “superando” (sin esfuerzo) la barricada policial para ir a rezar, la visita posterior a la tumba de Mehmed II, todo fue parte de ese nefasto show que es sin duda un golpe simbólico muy importante a los valores de la Turquía laica.

¿Por qué Erdoğan necesita este enfrentamiento y por qué ahora?

Erdoğan sigue siendo una figura que eclipsa tanto a su partido (AKP) como el pacto electoral que tiene AKP con la fuerza fascista MHP. Aunque tanto la base electoral como la base social de la alianza AKP-MHP esté perdiendo sangre, la persona de Erdoğan no sufre esta pérdida en la misma medida, encima no hay ningún indicativo concreto de que la fuerza perdida por AKP-MHP se esté sumando a la oposición parlamentaria.

La oposición encabezada por el partido socialdemócrata CHP se podría entender como un frente amplio que no siempre se mueve de manera conjunta, incluye a partidos como IYIP, una escisión del fascista MHP, el partido islamista SP, dos nuevos partidos que son fracciones del mismísimo AKP y el HDP que representa el movimiento nacionalista kurdo.

Erdoğan, como una figura que es más de desbaratar pactos que de formarlos, de vez en cuando actúa para romper la alianza tanto en su base como a nivel de partidos, muchas veces a través de ataques e intervenciones al HDP, jugando a la vena nacionalista de CHP e IYIP. Incluso en cierta medida obtiene resultados pero el problema se arregla con velocidad. En este caso, Santa Sofia se convierte en una herramienta eficaz en manos de Erdoğan para intervenir en la oposición. SP, partido de oposición cuyas ideas están en el gobierno, está tan feliz como AKP por la “recuperación” de Santa Sofia. IYIP, de acuerdo con su síntesis turco-islámico lo celebra y CHP, tan tímido y cobarde como siempre cuando se trata de defender la laicidad, sigue ignorando a millones de personas seculares con sensibilidades laicas que le han votado una y otra vez y atiende al primer rezo de viernes junto a toda la reacción, escuchando ahí los insultos al propio fundador de su partido Mustafa Kemal Atatürk. Erdoğan pretende causar una respuesta en lo que queda de la “izquierda” de un CHP que se posiciona cada vez más en la derecha del sistema, aislándolo en esa alianza de derechas pero CHP pedirá de nuevo a su base que aguante con paciencia y pasividad que el gobierno pisotee el laicismo y los valores progresistas de la república para no romper su alianza con la nueva derecha.

¿Y las fuerzas progresistas?

No es ninguna noticia, las clases dominantes en todo el mundo están apoyando y fomentando a gobiernos y fuerzas reaccionarias. La burguesía, hace muchísimos años perdió ese carácter ilustrado, progresista, que una vez tuvo que tener. El capitalismo obliga a la clases dominantes a ser cada vez más fundamentalistas y reaccionarias, por lo tanto no sorprende en absoluto que las fuerzas socialdemócratas en Turquía, en vez de defender los valores que ellos mismos encabezaron para implantar en el marco de la revolución burguesa de 1923, estén en una competición para demostrarse tan reaccionaria como el gobierno. Están aceptando como “valores de nuestro pueblo” a unos principios reaccionarios impuestos por el gobierno de AKP que en realidad son tan extraños al pueblo de Turquía como ellos mismos.

Ante un sistema que no deja respirar, ya no solo por condiciones económicas, laborales y materiales sino que se expande a todos los aspectos de nuestras vidas, un sistema que solo ofrece explotación, discriminación, retroceso, guerra y pobreza al pueblo trabajador, y que esté cada vez más claro que dentro del capitalismo no puede haber ninguna solución, ninguna salida, ninguna opción. Pero las mujeres y los hombres de la clase obrera no están sin soluciones. No están sin opciones, sin fuerzas, ni tampoco sin aliento. En la sociedad de clases en que vivimos, frente la clase dominante fundamentalista y explotadora solo la clase obrera puede representar los valores del progreso, la respuesta a la reacción y la alternativa al capitalismo. No hay otra salida que el socialismo y no hay otro camino que la organización.

No Comments Yet

Comments are closed

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies