La Iniciativa Comunista Europea (ICE) se acaba de pronunciar respecto a la crisis del coronavirus que se está produciendo a escala internacional, considerando que esta crisis “revela los problemas acentuados y las deficiencias de los sistemas sanitarios en nuestros países, siendo claramente insuficientes para satisfacer las necesidades populares”.

En su declaración, la ICE apunta sobre las políticas que durante años “han atentado contra la sanidad, rebajando su financiación, congelando las contrataciones de personal sanitario y flexibilizando las condiciones de trabajo, reduciendo las salas de hospital, cerrando instalaciones hospitalarias, entregando servicios al sector privado y promoviendo la privatización y comercialización de la salud”.

Todo ello, apunta la ICE, en nombre del gran capital, que se lucra con los precios del material preventivo. En estos momentos, los gobiernos burgueses están tratando de abordar la situación teniendo en cuenta todos los retrocesos que sufrimos producto de sus políticas de ataque a la sanidad pública de años anteriores. Así, se está “contratando a unos pocos trabajadores sanitarios, temporales y poco pagados, obligando al personal médico a trabajar bajo condiciones extenuantes”.

Estar alerta e intervenir en el movimiento obrero será importante para actuar “contra los objetivos de los empleadores, que buscan reducir los sueldos, no pagar los sueldos de los trabajadores o incluso restringir derechos laborales y de la seguridad social”.

El comunicado de la ICE termina exigiendo una serie de medidas inmediatas necesarias para contener la epidemia:

1) Contratación de personal médico y de enfermería permanente con todos sus derechos, así como un incremento en la financiación para cubrir las necesidades de la plantilla, de la UCI y de las demás instalaciones que son necesarias para el pleno funcionamiento de los servicios de salud pública y de los centros de investigación.

2) Trabajo fijo para todos los médicos y el personal de enfermería que trabajan bajo condiciones laborales flexibles y precarias.

3) Distribución gratuita de todos los materiales de prevención necesarios, bajo responsabilidad del Estado.

4) Derecho a la baja laboral conservando la integridad del sueldo y todas las prestaciones para los trabajadores enfermos que necesitan quedarse en casa para cuidar de sus familiares enfermos.

No Comments Yet

Comments are closed

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies